Javier Serapio Costa - Feliz año "Dos mil cemento y nueve"

 

8 de enero de 2009

 

De existir cielo e infierno algunos ibicencos y mallorquines lo tendrían muy chungo para entrar en ellos. Dios o el diablo les vetarían la entrada si pudiesen, por el temor a que en un par de años les llenaran los verdes jardines del Edén de adosados y puertos deportivos a uno, y al otro que le unieran las calderas del fuego eterno con grises autopistas o plataformas de hormigón. De lo contrario, me imagino al diablo teniendo que ingeniárselas con sus nuevos inquilinos de la especulación salvaje y de la corrupción para darles un tormento especial: tenerlos atados de pies y manos contemplando parajes vírgenes y maravillosos, frente a costas puras y castas, sin poder estropearlos, con millones de euros a sus pies, opciones de recalificación de los terrenos pendientes -eternamente- de una simple e imposible firma; con miles de botes de cola cao llenos de billetes de 500 euros sin poder tocarlos; con langostas y caviar recién preparados junto a ellos para no poder ser degustados jamás... O al pobre Dios, estrujándose el cerebro para diseñar juegos para los "inocentemente malvados", que también los hay: desiertos áridos, elásticos hasta el infinito, para que pudieran llenarse de soterramientos, túneles, autopistas que se pierden en el horizonte, hoteles mastodónticos, campos de golf de millones de hoyos... para especular y enriquecerse hasta el fin de los tiempos... Amén.

En fin, prepárense para un año que tiene toda la pinta de que seguirá siendo un año para la "Eivissa pel no canvi", con más proyectos faraónicos e insostenibles. ¡Que todos tengamos un feliz año "dos mil cemento y nueve"!

 

Javier Serapio Costa es psicólogo y psicoterapeuta

 

Javier Serapio Costa ...

Eivissa - Ibiza...