Juan Manuel Grijalvo y "Odio la lanzadera de Jesús" -

Diálogo sobre el impacto visual (con una apostilla...)

 

Noves formes de protesta antiautopista

L’àmplia oposició a les macrocarreteres del PP es tradueix en multitud d’idees per lluitar-hi en contra. Una d’elles són les típiques pintades, que vénen facilitades per les parets de ciment dels passos a diferent nivell. Aquesta foto és del pas de Cas Ferró (Puig den Valls), encara que pel que sembla la pintada ja l’han esborrat. Els que la feren expliquen com a anècdota que un senyor els va preguntar si no tenien res millor per fer (era dissabte a la nit), a la qual cosa ells respongueren que creien estar fent el millor que podien en aquell moment.

(Eivissa Confidencial, marzo de 2006)

 

Juan Manuel Grijalvo ha dit:
22 març, 2006 a les 9:40 pm

Si algú vol saber el que penso de l’impacte visual, que posi a Google [impacto visual].

>>>

Odio la "lanzadera" de Jesús ha dit:
23 març, 2006 a les 1:25 pm

A Juan Manuel Grijalvo.

Tú por lo visto estás a favor de estas desproporciones en la isla. Yo no opino lo mismo. Opino que al que ha diseñado “eso” le tendrían que quitar la licencia por incompetente.

No solo es feo. Es perjudicial para la isla. Los que tenemos contacto con el turismo ya hemos recibido quejas de que para ver esto no vale la pena hacer 2000 Kms.

“Mierdas como ésta ya tienen bastantes en sus países de origen”.

“Si vienen aquí es para contemplar nuestros campos y nuestra vida tranquila”.

Y tampoco vienen a correr por ninguna autopista, que ya tienen muchas allí.

Y del tema de seguridad también se puede hablar.

Subida, aceleración y curva a la derecha, ya me contarás donde van a ir a parar los coches.

Lo de “lanzadera” es una buena descripción porque va a lanzar los coches que conducen los descerebrados a hacer puñetas.

>>>

Juan Manuel Grijalvo ha dit:
23 març, 2006 a les 11:21 pm

Una pregunta, ¿tú has leído mi artículo sobre el impacto visual? Para decir que “por lo visto” estoy a favor de esta barbaridad, lo mínimo que puedes hacer es leerme, ¿no? Mi texto sobre impacto visual es bien fácil de encontrar. Está en la primera pantalla de google.es, al menos en el momento de escribir este comentario.

>>>

Odio la lanzadera de Jesus ha dit:
27 març, 2006 a les 8:37 pm

Sí. Y aún me estoy haciendo cruces sobre que quieres decir con todo eso. La verdad es que después de leerlo todo todavía me quedan dudas sobre tus inclinaciones paisajísticas.

¿”La solución para los problemas de transporte en Ibiza es un sistema elevado”?

Explicalo mejor porque no comprendo. Lo siento, debo ser muy simple yo. Cuando veo una cosa inútil y fea pues lo digo sin tantos rodeos. Y la lanzadera de Jesús, amén de ser horrorosa, no era necesaria para una correcta circulación en esta isla. Es un encarecimiento innecesario de obra como muchos de los que se han perpetrado.

Y si lo que tú estas intentando decir es que te parecen mejor los pasos elevados, pues háztelo mirar porque la lanzadera se eleva solo unos metros, luego baja irremediablemente y pasa por lo que en su día fué un cementerio romano “.

Todo lo que dices sobre la movilidad, los coches particulares y el siglo XXI ya lo hemos comentado por aquí cien veces. Sobre todo lo del carril bici y los medios de transporte público. Algunos dicen que no es posible en Ibiza tener una buena red. Yo sigo pensando que sí es posible. Todo menos la locura de seis carriles, puentes, túneles y toneladas de asfalto a pagar en decenas de años.

NO VOLEM UNA ILLA DE CIMENT ¿Y TÚ?

>>>

 

En Dalt Vila también hay un paso elevado, pero no es lo mismo...

 

Juan Manuel Grijalvo ha dit:
27 març, 2006 a les 10:03 pm

Gracias por leer el artículo. Vamos a ver si consigo explicarme mejor. Mi tesis es que el peor impacto visual de las carreteras es el de los muertos, los heridos y los inválidos. Que es justamente el que se nos oculta con más diligencia.

El sistema elevado que propongo se llama Aerobus y funciona a base de torres y cables parecidos a los de una línea de alta tensión. Tiene menos impacto visual y menos huella sobre el terreno que cualquier otro medio de transporte. Por supuesto, muchísimo menos que las autopistas. Es sumamente seguro y se puede automatizar. Resuelve las comunicaciones de Formentera porque sirve para que crucen sólo las personas. Y las de Dalt Vila: es eléctrico y puede circular por un túnel bajo el Puig des Molins.

Para mí, el mayor problema del movimiento antiautopistas es que se mueve en coche por el mismo terreno mental que nuestras dignísimas autoridades. La solución no es más de lo mismo, es un sistema nuevo de transporte público. No puede circular por la superficie, porque las intersecciones con lo que ya hay son demasiado complicadas. Eso sólo nos deja los sistemas elevados. Un monorraíl convencional lleva mucho cemento… Pero hay medios más livianos. ¿Has visto la propuesta de Santiago Calatrava para comunicar Manhattan y Brooklyn? A mí me interesan cosas en esa línea, tecnología suiza a base de cables. El Aerobus viene a ser un teleférico autopropulsado.

¿Cómo sería posible meter una buena red de transporte público en las carreteras actuales, en la circulación actual y en los accesos urbanos actuales? Mi punto de vista sobre el asunto está en un artículo que se titula - previsiblemente… - “Autobús”. Este no está en la primera pantalla de Google.es; hoy sale en la novena si pones [autobús] y limitas a “páginas de España”. Si miras cuántos enlaces hay, no está mal… El Confidencial no deja poner enlaces directos a otros sitios. Y no voy a pedir que hagan una excepción conmigo, porque toda excepción es un precedente, y luego vienen otros y quieren salir ellos también, y… Menos mal que si pones [transporte público Ibiza] o [movilidad Ibiza] en Google.es lo mío sale prontito.

Por supuesto, no estoy “intentando decir” que me “parecen mejor los pasos elevados”. Para eso me tendrían que parecer bien los miles y miles de coches que infestan la isla. No soy partidario - para nada - de seguir metiendo cemento, hormigón y asfalto. Lo propio es hacer esa encuesta de movilidad que en su día no hizo el difunto Pacte para ver cómo podemos reducir la demanda y evitar miles y miles de viajes innecesarios e idiotas… Para ver cómo podemos dejar de urbanizar el campo, y cómo podemos ruralizar las ciudades.

Por cierto, si prefieres seguir esta conversación por correo electrónico, mi dirección no es secreta, sale cientos de veces en el “website”… El precio es que recibo muchísimo “spam”.

De nuevo gracias. Cordialmente…

Juan Manuel Grijalvo

>>>

Odio la lanzadera de Jesús ha dit:
28 març, 2006 a les 5:48 pm

Gracias por tu explicación Juan Manuel. Las fotos son magníficas.

No sé cómo podría funcionar esto que explicas en Ibiza pero desde luego lo que no veo yo que solucione mucho es la dichosa “lanzadera”.

Por ejemplo: A los que salimos de Jesús no nos soluciona absolutamente nada. Ni nos lanza ni nos recoge. Nada. No existimos para la lanzadera. Si queremos ir al Aeropuerto porque nos vamos de viaje haremos igual que antes. Tendremos que esperar como esperamos ahora a que los turistas se enteren de que no hay doble sentido para poder acceder a la carretera de Santa Eulalia. Las colas en la salida de Jesús son “gloriosas” ya en invierno, pero en verano ni te cuento.

Yo pensé cuando tiraron el Hotel que harían una rotonda y de paso arreglarían la carretera que va a Jesús - si se puede llamar carretera a ese camino estrecho sin un mínimo arcén, pero no, hicieron puentes, túneles, mas túneles, pilares, más pilares cemento, más cemento, y la carreterita sigue exactamente igual.

Y todo con la más absoluta desinformación al ciudadano.

A quién se puede reclamar, ¿al Ayuntamiento de Santa Eulalia?, ¿al Consell?

¿Pero cómo pueden ser tan ineptos los responsables de Obras Públicas?

>>>

Juan Manuel Grijalvo ha dit:
29 març, 2006 a les 11:25 pm

La cosa es muy simple. Lo que hay es sólo el principio de la primera fase de la rotonda. Allí llegan ahora dos autovías (no autopistas) de cuatro carriles, que salen por una carretera de dos, más los caminos de Puig de’n Valls y Jesús. La idea es seguir con cuatro carriles hasta Sant Carles, para seguir urbanizando fincas rústicas. Por lo tanto, ahí va una intersección tipo trébol que, cuando esté acabada, será de las medidas del laberinto del Minotauro y aproximadamente igual de difícil de atravesar a pie. Te condenan a tener - y mantener, y conducir - un coche mientras vivas.

El ramal de Jesús queda a expensas de cuál va a ser el techo de población de la parroquia. Por lo que sé, construyen más que nunca. Diría que la salida de Puig de’n Valls hacia Vila será por el Camí Vell, pasando bajo la ronda.

El Aerobus puede funcionar perfectamente en Eivissa porque ya hemos caído de patas en el estúpido error de especializar el territorio por funciones. Hay “ciudades dormitorio”, “barrios comerciales” y “zonas industriales”. Por lo tanto, “vives” en Jesús si “duermes” allí, pero no puedes trabajar en el pueblo porque es una “zona residencial” y no hay empresas. Este error de base genera una demanda enorme de movilidad forzada. Antes, los payeses vivían en el campo y tenían la “oficina” delante mismo de su casa. Su demanda de movilidad forzada era mínima: ir a misa los domingos. A pie o, todo lo más, en carro.

Salvo que reconduzcamos todo el urbanismo y volvamos a poner oficinas, talleres y comercios entretejidos con las viviendas, como se había hecho toda la vida, esta desestructuración del territorio genera una demanda creciente de movilidad. La apuesta de los que cortan el bacalao es hacer más y más y más y más y más de lo mismo. Más coches, más carreteras, más rotondas… más accidentes, más heridos, más muertos.

El Aerobus sirve para comunicar todo eso con un impacto ecológico muy pequeño. Yo no aspiro a que todo el mundo se baje del coche en cuatro días y pase a ser usuario del transporte público. Me conformaría con desviar hacia la red nueva el aumento del consumo de movilidad. Con eso podríamos estabilizar el asfalto y los coches en los niveles actuales, que ya son inaceptables, altísimos…

El Aerobus es uno de los elementos de un cambio del modelo que ha de sustituir el predominio irracional del coche (lo que he definido como “transporte público individual”) por una actitud de intervención permanente para reducir la demanda de movilidad. Lo que se hace ahora es aumentar la oferta. Con eso sube la demanda. Y así hasta que reviente todo, como ya está reventando en Formentera.

Es absolutamente necesario que este proceso empiece ya mismo. El petróleo va a ser cada vez más caro. Cada vez hay que pinchar más hondo, porque los yacimientos superficiales de crudo ligero se agotan. Cada vez será de peor calidad, porque se pondrán en explotación los pozos de chapapote. Y además será escaso, porque la demanda de China ya está ahí y va a ser enorme y enormemente creciente.

Ante ese lindo panorama, los que cortan el bacalao deciden embarcarnos en el coche para siempre, hipotecar las arcas públicas para dos o tres décadas con el peaje en la sombra y tirar por el camino de en medio con unos planes de carreteras que serían demenciales si no fuera porque los locos suelen tener intervalos lúcidos. El Aerobus tendría que moverse con electricidad generada en una central térmica, pero es mucho más fácil controlar una contaminación generada en un solo punto que la de miles de coches. Otra cosa es que se haga: qué ominoso ese penacho de humo de la fábrica de Gesa… Se supone que llegaremos a tener electricidad en cantidades industriales producida por medios sostenibles. Por cierto, lo de que el hidrógeno es “ecológico” es mentira.

Si quieres que esto lo lea alguien, lo tuyo y lo mío, tendríamos que seguir en otro “post” más fresco, porque no creo que nadie tenga tiempo de seguir los comentarios a los “posts” antiguos… como éste, que ya es de la semana pasada.

>>>

A RRE CONY ha dit:
30 març, 2006 a les 1:32 am

Ole!!! Grijalvo FOR PRESIDENT
muy bien dicho más transporte público. AEROBUS YA!!

>>>

Juan Manuel Grijalvo ha dit:
31 març, 2006 a les 2:34 am

Muchas gracias, pero mejor no…

Me conformo con ser el secretario general técnico de la delegación local de la empresa privada que instalará la red nueva de transporte público en y entre Eivissa y Formentera. Será una sociedad anónima y estará presidida… evidentemente… por alguien con muchísimo más dinero que yo. Tengo cincuenta y un años. Aspiro a trabajar en esto de la movilidad hasta los ochenta. Y luego… cuando lleguemos a ese puente, ya lo pasaremos.

Si lo mira usted bien, verá que es un proyecto mucho más ambicioso que lo de ser presidente de lo que sea. Se trata de irse de este mundo dejando detrás una obra de verdadera utilidad pública. ¿Qué dirá la Historia de don Abel Matutes Juan? Con todas las luces y las sombras que usted quiera, podría haber quedado en las crónicas como el ibicenco más destacado del siglo XX… cosa que, por otra parte, no le discute casi nadie; y yo tampoco. Ha hecho grandes cosas; buenas o malas, pero grandes.

Estas actuaciones de ahora están oscureciendo mucho, mucho, sus años crepusculares, cuando lo suyo hubiera sido que se hubiera vuelto cada vez más, digamos, filantrópico. Lo siento por él, porque siempre me ha inspirado respeto, y me molestaba la caricatura injusta que hacían de su persona en los guiñoles del Canal Plus. Espero que no le ocurra como a otros: que cada vez se parecen más a los guiñoles.

juan_manuel@grijalvo.com

 

Jesús...

Movilidad...

Movilidad - Eivissa...