Juan Manuel Grijalvo - El modelo de movilidad del Consell

 

Foto de Hans Salewski

 

Ultima Hora,  25 de octubre de 2010

 

Lo que se ha dado en llamar "modelo de movilidad" es la filosofía que subyace en las decisiones que toman las administraciones y los ciudadanos para resolver los desplazamientos de las personas, de los animales y / o de las cosas. Se llama "modelo" porque tiene - o debería tener - una expresión matemática.

Podría creerse que el equipo de gobierno del Consell no tiene un modelo de movilidad porque es obvio que no tiene una filosofía, pero no es así. A falta de una teoría propia, los poncios de turno aplican por defecto el "Proyecto Institucional". Hay una definición operativa de ese, digamos, ideario en "Hacia la reconversión ecológica del transporte en España", de Antonio Estevan y Alfonso Sanz.

El Pla Director de Mobilitat del Consell no contempla un cambio de modelo. Sólo hay algunos cambios menores en el estúpido modelo al uso. Es más de lo mismo, porque no puede ser otra cosa. Las herramientas político-administrativas disponibles no son simplemente inútiles: son intrínsecamente perjudiciales, porque su doctrina emana de la Sabiduría Convencional. Se basa en responder a la demanda de movilidad privada aumentando la oferta de vialidad pública. Si la "Intensidad Media Diaria" (IMD) de una carretera pasa de equis miles de vehículos, "nuestras" Administraciones están obligadas por "las leyes" a "mejorarla". Resulta que esas leyes están hechas a gusto y conveniencia de las seis Constructoras del Ibex. Si no hay grandes cambios en los poderes legislativos, eso les garantiza una facturación multimillonaria para siempre. Pero las ventajas son inseparables de los inconvenientes: este planteamiento absurdo excluye por definición todas las soluciones sostenibles.

Los verdaderos fines del estúpido modelo de movilidad al uso se resumen en mantener como sea, y mejor aumentar, las ventas del Complejo carreteras-automóviles-combustibles-etcétera. Eso incluye, por ejemplo, una logística basada exclusivamente en el camionaje. Como dice Luis Jar Torre en un contexto náutico:

"Según aumentan las dimensiones de un petrolero aumenta más o menos linealmente su potencia, pero el área expuesta al viento es un factor cuadrado y los beneficios un factor cubo, como la capacidad de carga... y como la masa total".

("Misión Imposible", Revista General de Marina, Julio de 2000).

La maximización del lucro empresarial exige adaptar todo el viario a la circulación de camiones de 16,50 metros de largo, 2,60 de ancho y hasta 44 toneladas de peso... o las que convenga, porque ya no hay básculas en los puertos para hacer cumplir la limitación. En Suiza tienen la firme voluntad política de impedir que los Juggernauts extranjeros les destrocen las carreteras. Como también tienen medios coactivos eficaces, los camiones más grandes cruzan el país con los motores parados, viajando "a caballito" sobre plataformas ferroviarias "ad hoc". Mientras tanto, los conductores se relajan en el coche-cafetería. ¿Por qué no estudiamos y aplicamos procedimientos para prescindir totalmente del camionaje, y del asfalto, en estas islas tan pequeñas? Elemental: "nuestras" Autoridades no quieren resolver el problema. Si quisieran, no podrían: el actual reparto de competencias se lo impide. Y si pudieran, no sabrían: sus estructuras técnicas son meras metástasis del Complejo. Esta hipótesis también da cumplida razón de sus bienhechoras actividades en estos puertos tan "deportivos" que tenemos por aquí.

Todo eso se hace, cómo no, "para salvar vidas". Los propósitos camioneros del Complejo se disfrazan de "buenas intenciones", invocando la sacrosanta seguridad vial de los automovilistas. Pero esos carriles más anchos cambian las percepciones subjetivas de los conductores. Las carreteras parecen más seguras. Por ende, las velocidades aumentan. Y los accidentes resultan ser más graves. La respuesta gubernativa es incrementar la represión: radares fijos, multas, carnets por puntos, penas de cárcel... Tras darle muchas vueltas de tuerca a ese modelo que sólo es más de lo mismo, el resultado inexorable es un aumento de la congestión viaria que se "resuelve", lógicamente... con más de lo mismo, como nos demuestran esas cinco asfálticas "alternativas", cinco, que presenta el equipo de gobierno del Consell para el "triángulo de Jesús".

Desde el punto de vista de la sostenibilidad, la "propuesta estrella" del Pla de Mobilitat es la nueva red de ciclovías. Ya veremos si la cosa va más allá de la retórica... o de la cosmética. El único efecto visible del asunto es un aumento de la superficie asfaltada. Y de las expropiaciones. Y del presupuesto de las obras, naturalmente.

En este mismo instante, una de las Constructoras del Ibex está cortando árboles en esta isla tan pequeña, sólo que ahora es en nombre de la "movilidad sostenible". Las máquinas que sirvieron para demoler Ca Na Palleva siguen aquí.

Y no hace falta que perdamos más tiempo dándole vueltas al estúpido modelo de movilidad al uso. Ya ve usted que se está hundiendo porque es imposible pagarlo. Otro día, si usted quiere, podemos hablar de mis propuestas para resolver la demanda de movilidad en y entre estas islas tan pequeñas. Todavía no son un "modelo" porque no tienen una expresión matemática, así que las dejaremos en simples "recetas", como las que aplica el equipo de gobierno del Consell. Si le parece bien, puede ir anotando sus ingredientes preferidos.

Me encuentra en

juan_manuel@grijalvo.com

o buscando la verdad ahí fuera, como siempre...

 

Modelo de movilidad...

"Proyecto Institucional"...

"Hacia la reconversión ecológica del transporte en España"...

Pla Director de Mobilitat del Consell...

"Misión Imposible"...

Puerto recontrasuperpolivalente...

Movilidad - Seguridad...

"Triángulo de Jesús"...

Bicicletas...

Movilidad sostenible...

Ca Na Palleva...

Movilidad...

Movilidad - Eivissa - Ibiza...