Twinky García Delgado  -  Un gran ejemplo de amor

 

Diario de Ibiza,  31 de mayo de 2008

 

Han transcurrido tres intensos y largos años sin tu sonrisa... bailarina. Las primeras semanas tras tu despedida se llenaron de ira, de rabia contenida, de impotencia por la marcha de una inmensa amiga. El tiempo fue apaciguando el dolor cuando entendí que sólo recordándote con calma y tanta alegría como me fuera posible, te estaría dando la paz eterna que tanto merecías. Sin apenas darme cuenta sólo había pensado en el dolor que yo sentía, qué egoísta...

Quise acercarme a quienes te habían dado la vida, Vicente y Margarita, que a duras penas soportan la vida sin ti, pero no sabía cómo hacerlo, qué decirles, cómo mirarles... y una tarde, meses después, nos fundimos en el mismo abrazo del día de tu despedida. El mismo amor, idéntico calor, amistad y cariño porque tus padres, Cristina, son para mí el mayor ejemplo de amor en el dolor, de esta vida.

Han transcurrido tres intensos y largos años sin tu sonrisa y, sin embargo, tu calor me ha seguido acompañando, como siempre, en todos los momentos de mi vida.

Hace algo más de un año, una cálida noche de marzo, junto al mar como tantas otras, te pedí que me ayudaras a alcanzar mi sueño de ser madre... Tal vez pueda parecer una locura, pero después de tantos años ese mismo mes un alma quiso venir a mí, mi niño Darío. Y sé que esa locura no es tal porque mi hijo tiene dos grandes abanicos por pestañas, tu gran legado, preciosa mía.

Gracias, mil gracias, Cristina Cardona.

Este año, como siempre desde tu marcha, hoy volveré a deshacer el camino de la despedida.

 

Artículos ajenos...

Cristina Cardona Tur...

Música clásica en Eivissa - Ibiza...