Jorge Vásquez - Medellín o los Estados Unidos

 

Soy paisa. Emigré a los Estados Unidos en 1985. A los diez años regresé por tres meses a Medellín. En 1998 me quedé, fueron cuatro años inolvidables. En esos cuatro años en Medellín aprendi a valorar la vida, ya que en los Estados Unidos todo era fácil para mí. Mis padres me daban todo y vivía en su casa. En 1998 me fui para Medellín, donde aprendí lo que es mercar sin plata. Gracias a Dios, a mi mentalidad positiva y a mi carrera de mecánica automotriz, en medio día encontré tres trabajos para escoger. Me acuerdo de que la gente me hablaba negativamente de Colombia... que para qué me voy para Medellín si no hay trabajo. Yo me quedaba callado. Ya empecé a trabajar en mi tierra, alquilé una pieza con cocina y baño en una terraza con mi esposa. La conocí en Medellín: la mujer de mis sueños, a los nueve meses de conocerla me casé. Después te mando la historia de cómo conocí a mi esposa. Es interesante; si me respondes te la mando.

Me gasté casi todos los dólares paseando y conociendo Medellín. Aunque no tenía las comodidades materialistas de los Estados Unidos me sentía mejor. El día me duraba más y en un día hacía de todo, sin estrés y sin precupaciones... qué maravilla. Yo trabajando y la esposa estudiando, me aprendí todas las rutas de los buses y se mejoró un poquito el español, aunque tengo que practicar más mi ortografía.

Como puedes ver, conozco Medellín como si hubiera vivido ahí toda la vida. Me parecían charras ciertas costumbres, pero a la vez aprendí, por ejemplo, a ir a la tienda del barrio a por dos huevos, un cuarto de quesito y una pasta de chocolate para el desayuno, ja ja. A un cuñado no le prestaban el envase de Coca-Cola y tuvo que ir por una olla para comprar dos litros. Me costaba mucho expresarme en español y me salían las palabras más raras, especialmente en el trabajo, palabras técnicas... También perdí peso y cogí más físico, porque caminaba bastante, por largo tiempo y jugaba al fútbol y al baloncesto casi todos los días, y las ciclovías para qué decir. Visitaba poco a algunos familiares, porque decían que me fuera para los Estados Unidos y que dejara de ser bobo, pero los ignoraba. Disfruté de todo lo mejor que me pasó en mi vida. Después me mudé para un aparta-estudio cerca del estadio. Es más céntrico y más divertido, qué elegancia. También enseñaba inglés en un instituto. Trabajo hay para quien lo busca....

En el 2002 me habían llegado en los Estados Unidos unos papeles de emigración para mi esposa. A las malas, tuve que regresar. Al año llegó mi esposa. El año pasado nació mi hijo y ahora mi esposa y yo estamos trabajando duro para regresar al paraíso, MEDELLÍN, en tres años. Me prometí no ir a conocer otro país hasta que no conozca el mío, que es una belleza, mi cultura la mejor. Defiendo mi país al máximo. Estoy aburrido en los Estados Unidos. Claro que me ha ido bien, y me crié acá desde los diez años. Tengo muchos amigos y me va bien en los Estados Unidos. En Medellín mis compañeros de trabajo me preguntaban si me hacía falta lo de los Estados Unidos, y les contestaba que no, nada, ni lo material. Los que quieran ver si en verdad me quieren, que me visiten en Medellín. Mis familiares son ciudadanos en los Estados Unidos, entonces pueden venir. Medellín es lo mejor, con o sin dinero no veo la hora de regresar... Quiero que paren la manera de pensar de algunos colombianos en el extranjero. Dejen de encerrarse en lo material, que si no pagan sus deudas se lo quitan así de fácil. Mejor ahorren y disfruten su país. En Medellín hay mucho que hacer. Trabajo hay en todas las partes del mundo. Es duro vivir...

 

Trece años en los Estados Unidos

 

A los 23 años ya tení mi propio negocio y unos cuantos lujos, pero estaba cansado de la rutina y del ambiente. Yo era muy derrochón con el dinero porque me gustaba la farra. Pues yo salía todas las noches. Tengo muchas amistades, bueno ya quería un ambiente diferente, como más diversión y de por si acá las mujeres no son tan hermosas y tampoco cariñosas, son frías. Entonces había decidido dejar esto por acá. Empecé a venderlo todo y a pagar deudas de a poquito, y soñando en MEDELLÍN. Mi hermano mayor estaba paseando allá y me decía que pasa muy bacano y pues era la berraquera para las farras y con más ánimos me decidí a venderlo todo.

Bueno yo pensaba ir conocer mi ciudad y los pueblos vecinos y empezar una vida nueva. Cuando mi hermano mayor regresó de su paseo en MEDELLÍN
trajo videos y mecato. Empezamos a ver los videos cuando en una fiesta aparece el tipo de mujer que siempre yo quería como una esposa con todos
los detalles. No lo creía cuando viendo el video con todos reunidos les dije "Oigan, ésa es mi esposa" y se ríen... Entonces contesta la novia de mi
hermano mayor, "Ja, usted que sale tanto y tiene tantas amigas se va a casar, jajajaja", y yo les decía, "Sí, ésa es mi esposa".

Entonces veo el video bien y empiezo a llamar a mis primos que estaban en la fiesta y les describí la muchacha que vi en el video, hasta que resultó ser una prima de un primo mío por parte de la mujer de mi tío. Me dio su número de teléfono y empecé a llamarla para hablar con ella e ir conociéndonos como amigos. Hablamos como por tres meses hasta que me salió el viaje y me fui para MEDELLÍN. Nadie sabía que me iba a quedar, creían que era de visita no más. Entonces llegué y al otro día me quedé de encontrar con mi nueva amiga y listo salimos. Qué charro, porque ella no conocía la ciudad y yo todavía me acordaba de todo desde pequeño. Conocimos toda la ciudad y paseábamos a pueblos y fincas. Una amistad bacana como amigos. A los nueve meses nos casamos. Y con el tiempo nos dimos cuenta que nos habíamos visto de pequeñitos. La tía de ella la traía con la hermana y los primos también. Un osito que era el favorito mío y que no lo pude llevar con migo para los Estados Unidos cuando me fui a los diez años, se lo habían regalado a ella. Después mirando fotos en la casa de mis padres aparecía ella pequeñita cuando vivíamos en Colombia.

Yo que quería irme a MEDELLÍN a vivir solo y Dios me puso a la mujer de mi sueños en mi camino. Como que dice: "este pelao solo en MEDELLÍN
lo perdemos, como le gusta la farra ja se vuelve un bagamundo"...

UNO PLANEA LA VIDA PERO NO LA CONTROLA...............

 

NUEVA MENTE LAS HORAS MEDIDAS ( V3M )

Colombia...