Xabier Iñaki Alboraia  -  Carta abierta al presidente del Consell de Eivissa

 

Febrero de 2010

 

Señor presidente:

Desde el 1 de enero los conductores profesionales tenemos que usar tacógrafo en la isla de Ibiza (estén tranquilos de momento los usuarios y conductores profesionales de vehículos de menos de 3.500 kilos, y digo de momento porque dentro de poco todas las furgonetas para uso profesional tendrán que usarlo). La verdad es que yo no sabía realmente en qué consistía el funcionamiento del tacógrafo hasta hace unos días que nos dieron un cursillo (¡un mes después de que entrara en vigor la norma!). Si bien pensaba que era un aparato absurdo y complicado para usarlo en nuestra isla, no sólo me lo han confirmado en el cursillo, sino que además nos ha dicho el fabricante que no se concibió para el uso que aquí en Ibiza se le da a los vehículos (por horarios, estacionalidad, kilómetros, etc.) y que aplicar toda la parafernalia legal para manejar el aparatito de marras y guardar toda la documentación en cuestión es imposible, siendo esto objeto de sanción hoy o mañana. Las sanciones van de 300 a 6.000 euros, aunque nos advierten de que casi nunca van a ser de 300 euros, sino de cuantías más altas.

Yo estoy parado desde hace cuatro meses y mi jefe me ha dicho que cuando empiece con la nueva normativa será difícil que la nómina alcance los 1.300 euros, ya que me prohibirán que haga horas extras y que sólo descanse un día si me apetece y me encuentro bien. Y usted dirá que tampoco es tan mal sueldo, y yo le digo que no lo sería si se trabajase todo el año, cosa que resulta difícil en Ibiza. A lo sumo te dan trabajo para cinco o seis meses. Pero claro, usted debe tener un sueldo mucho mayor y todo el año, al igual que el consejero de Transportes, que entiendo no se ha debido de molestar mucho en leerse la normativa, ni el uso, ni su funcionamiento (de hecho tendría que haber asistido al cursillito). Lo más gracioso e inquietante que nos comentaron en el curso es que todo viene por un conflicto político canario. Y ahora le pregunto yo, señor Tarrés: ¿a usted le importa realmente lo que los canarios tengan como conflicto político, o se dedica un poquito a ver lo que realmente necesita Ibiza y afecta a tantos trabajadores, conductores de un sector en el que, como yo, trabajamos si hay suerte seis meses y ganamos un buen sueldo haciendo un trabajo de temporada digno y que toda la vida ha sido bien remunerado y normal? ¿Es que somos tan peligrosos en la carretera?

Yo al menos no conozco ningún caso de compañero fallecido al volante de su camión en los años que llevo trabajando, pero sí muchísimos en automóvil. Todos los vehículos los han tenido que adaptar a la nueva situación poniendo el dichoso tacógrafo, que en el mejor de los casos cuesta 300 euros, como el caso de mi cuñado, que es autónomo y también está con el camión parado, pero mi jefe se ha gastado una auténtica barbaridad en poner su flota al día. Todos los años hay que parar durante un largo período de tiempo los vehículos, hay que desconectar las baterías (porque si no se agotan y hay que tirarlas). Pero ahora ya no se puede porque el aparato lo interpreta como un intento de sabotaje, con lo cual hay que comprar otras dos baterías que cuestan 500 euros más.

Para una empresa a lo mejor es soportable, pero para mi cuñado... ¡si no puede pagar casi la letra del camión! Y todos mis compañeros que tienen más de 55 ó 60 años, si a duras penas consiguen rellenar el disco correctamente por su complejidad ya que el espacio es muy pequeñito, ¿cómo vamos a conseguir cumplir con el manejo del aparato de trabajo activo a otras actividades, descanso, etc., si paramos cada 20 minutos y arrancamos, paramos, arrancamos y es todo manual? ¿Están ustedes locos? ¿En qué piensan? ¿En terminar de arruinar esta isla? Somos unas 800 familias que vivimos de nuestro sueldo de cuatro meses, como tantos otros. ¿Van a prohibir acaso las guardias de los bomberos de 48 horas o las de los médicos de 24 horas? Ellos tienen también vidas en sus manos como tantos otros trabajos que funcionan a demanda. Yo no entiendo nada, pero lo que sí sé es que esto no se puede permitir y que todos juntos lograremos que cambie de opinión nuestro Gobierno, y si Europa consideró que éramos una excepción, ¿por qué se varía la excepción de la norma en el peor momento ecónomico posible? ¿Por qué sólo se varía en las islas españolas? ¿Por qué el agravio comparativo con el resto de islas europeas? ¿Tan inseguras son nuestras carreteras y tan peligrosos los profesionales que conducimos en ellas?

Pues no. Resulta que son mucho más seguras que las griegas, turcas o portuguesas. Y lo peor de todo es que, con toda la locura por poner a punto los tacógrafos corriendo como locos para que no les denuncie la Guardia Civil, resulta que el taller que hace el 90% de las revisiones no tiene, según nos comentaron, ni autorización de Industria ni la maquinaria para que esas revisiones sean legales. Pero eso no le interesa al Consell, ni siquiera al Govern. Eso no lo inspeccionarán. Sólo se trata de aparentar que se cumple otra norma y nada más. La seguridad… Es otra de tantas mentiras que se usa como excusa cuando se mete la pata.

 

Xabier Iñaki Alboraia...

Administración única  -  Eivissa - Ibiza...

Artículos ajenos...

Movilidad  -  Eivissa - Ibiza...