Juan Manuel Grijalvo - Más de lo mismo

 

Ilustración de Pep Tur

 

(Ultima Hora, FDS, 4 de abril de 2003)


Los seres humanos somos limitados. Sólo podemos prestar verdadera atención a una cosa a la vez. Es lo que vemos con la "mancha amarilla" de la retina. Por eso los periódicos sólo dan una noticia en primera plana.

Pau Sarradell nos decía en "La síndrome de no passa res més" (FDS, 28 de marzo de 2003) que ahora sólo escribe sobre la guerra. Yo también, pero estoy en ello desde mucho antes de publicar artículos en la prensa de Eivissa. El 7 de diciembre de 2000 apareció en Ultima Hora un texto mío titulado "Petróleo". Si quiere usted leerlo, está en mi "website". Entresaco un párrafo:

"Un modelo de movilidad basado en el automóvil requiere que mantengamos indefinidamente el flujo de petróleo desde los pozos hasta nuestra gasolinera favorita. No voy a entrar en las implicaciones de la cosa a nivel de moral práctica, pero ya ve usted que no son baladíes".

Como la guerra del Golfo fue en 1991, no hace falta ser Aristóteles para percibir la relación entre esta otra de 2003 y nuestro curioso modelo de movilidad. Antes hubo la de Irán e Irak, que fue muy, muy horrible, según los criterios de comparación del siglo XX, el peor de la Historia... por el momento.

Siempre es la misma guerra. La verdadera "respuesta militar" es la "solución final", el exterminio del enemigo. Pero ya decía Mika Waltari en "Sinuhé el egipcio", por boca de Horemheb: "Necesito guardar simiente de khabiri para poder entrenar a mis soldados, porque si los pacifico matándolos a todos no quedará en todo el país un solo lugar donde batirse". El complejo militar - industrial necesita enemigos. Si no existen, se fabrican.

Y las mareas negras y el chapapote son la misma historia del "oro negro". Cuando va usted en su coche a una manifestación de "Nunca mais", o contra la guerra, qué más da, está haciendo un ejercicio práctico de lo que George Orwell llamó "doublethink", doblepensar. Consiste en creer al mismo tiempo una cosa y la contraria. La situación habitual es pensar una cosa, decir otra y hacer una tercera, sin percatarse de que haya contradicción alguna en el asunto. Esto nos está llevando a situaciones demenciales. El precio del petróleo lo fijan "las leyes del mercado". Usted tiene un derecho natural a usar su vehículo a su capricho. El vigente modelo de movilidad es inmutable. Ahora, cuénteselo a los niños iraquíes.

La raíz del mal es el culto al becerro de oro. Procede de Oriente Medio, precisamente...

juan_manuel@grijalvo.com

Guerra y movilidad...

Asia - Irak...