Juan Manuel Grijalvo - "Norstrilia", de Cordwainer Smith

 

(Ultima Hora, FDS, 27 de septiembre de 2002)

 

Probablemente, el éxito de "El Señor de los Anillos" (The Film), combinado con el de Harry Potter, estimulará el interés de los "adaptadores" de Hollywood por otros libros mejor o peor convertibles en cine. El público ha demostrado que puede digerir películas con más fondo teórico que "Star Wars". El progreso de los efectos especiales permite abordar guiones cada más difíciles de plasmar visualmente. "2001" fue un poco como los viajes a la Luna: una gran hazaña técnica que no tuvo continuidad.

Hablando sólo de ciencia-ficción, hoy haré tres apuestas. La primera es fácil: "Dune". El intento del siglo pasado no resultó, como "El Señor de los Anillos" de Bakshi. Pero la película dejaba con ganas de más. La segunda es difícil: "Cita con Rama", de Arthur C. Clarke. Y la tercera es la inclasificable "Norstrilia" de Cordwainer Smith, seudónimo de Paul Myron Anthony Linebarger. Otro día, si usted quiere, hablaremos de Rama y de Clarke. Hoy me apetece más contarle algo sobre la Vieja Australia del Norte.

El universo de Cordwainer Smith es el nuestro, dentro de unos cuantos miles de años. La especie humana ha resuelto los problemas técnicos de los viajes interestelares. Los medios que propone Smith son tan descabellados que me gustan más que las muy coherentes cogitaciones ingenieriles de Clarke.

En ninguno de los miles de mundos descubiertos hay vida inteligente. El "Homo sapiens" se adapta a todo tipo de planetas extrañísimos. Su forma física se va modificando. En la Tierra, la bioingeniería produce seres antropomorfos, cuyo material genético es totalmente animal. Gatos, perros, lobos, tortugas, etcétera, conviven con la "gente verdadera", pero son "subpersonas". No tienen derechos civiles ni políticos.

El poder lo ejerce un grupo llamado Instrumentality of Mankind, los Señores de la Instrumentalidad. Smith nos dice poco sobre quiénes son, qué quieren y qué hacen. Les podemos aplicar la máxima de la Tierra Media: 'Do not meddle in the affairs of Wizards, for they are subtle and quick to anger.' No se mezcle usted en los quehaceres de los magos, porque son sutiles y tienen mal genio.

La Vieja Australia del Norte, Norstrilia, es un planeta que cae lejísimos de la Tierra. Es muy importante, porque produce la droga santaclara, llamada también "stroon". Tiene el mismo efecto que la especia melange de "Dune": prolonga el vigor juvenil. Tampoco se puede sintetizar, y su control es causa de conflictos interminables. Los dueños de Norstrilia defienden sus fincas con los Pequeños Gatitos de la Madre Hitton. Tampoco quiera usted saber qué son.

Como Tolkien, Cordwainer Smith elaboró mucho sus visiones. Nos ha dejado una obra amplia que comprende miles de años de historia, inventada laboriosamente y cuajada de esos pequeños detalles que captan el interés del lector. Ha sido vertida al castellano bajo los auspicios de Miquel Barceló y publicada en la colección Nova de Ediciones B. Por una vez, es más fácil meterse en ese mundo leyendo estos cuatro volúmenes que los textos originales, porque no hay una compilación inglesa equiparable.

Y cuando haya leído "Norstrilia", contésteme usted una pregunta: ¿qué actriz humana puede hacer de C'Mell?

juan_manuel@grijalvo.com

 

Libros y literatura...

Star Wars...