Juan Manuel Grijalvo - Conservatorio - Movilidad y accesibilidad

 

(Ultima Hora, 18 de diciembre de 2002)

 

Dedicado a J. M. R.

 

Una persona que se ha ganado mi respeto a pulso me ha preguntado qué pienso sobre la nueva ubicación del Conservatorio. Lo que sigue es un intento de aplicar mis teorías generales a este caso particular.

En este país, la enseñanza musical no es un monopolio. Hay diversas instituciones públicas y privadas que la imparten. Compiten unas con otras. En teoría, eso es bueno, porque aumenta la calidad del conjunto. En la práctica, genera ciertos sobrecostes, desequilibrios y deseconomías. Veamos cómo están las cosas aquí, ahora mismo.

El Conservatori Professional de Música i Dansa d'Eivissa i Formentera depende de la Conselleria d'Educació i Cultura de la Comunitat Autònoma de les Illes Balears. Es decir, de Palma. Ahora mismo está situado en el edificio polivalente de Cas Serres. Hay un auditorio de doscientas cincuenta y una plazas, con buena acústica. El piano aún sirve, pero hace falta uno nuevo.

El Ayuntamiento de Vila tiene un Patronato Municipal de Música que organiza conciertos y otras actividades. Hay una escuela en Ca'n Ventosa. El auditorio tiene unas cuatrocientas plazas. Algunas veces resulta difícil llenarlo, y otras se queda pequeño. La acústica es bastante buena. Y el piano podría ser mejor.

El Ayuntamiento de Santa Eulària ha puesto en marcha una escuela municipal de música. Aún no dispone de una sede fija. Los conciertos públicos se celebran en el templo del Puig de Missa. Hay quizá cien plazas. La acústica es aceptable. Tienen un teclado electrónico. Ya ve usted que no es precisamente un piano Steinway. El equipo de gobierno tiene la voluntad de construir un auditorio para unas ochocientas personas. Si no hay presupuesto, la cosa se queda en una declaración de buenas intenciones. Y ya sabe usted para qué sirve eso...

Por su parte, el Consell tiene en proyecto un "Centre de les Arts", con un auditorio de novecientas plazas, sito junto al recinto de la feria. Es fácil que tenga mejor acústica que el susodicho, digamos, inmueble. La comunidad musical de la isla no se pone de acuerdo para calificarla. Algunos opinan que es pésima, otros dicen que es espantosa, y los demás que es horrible. Que yo sepa, no está prevista ninguna escuela en ese futuro centro.

Ahora, una pregunta: ¿cuál es el objetivo de la maniobra? En mi opinión, es dar el máximo de enseñanza y actividad musicales a tantos alumnos y espectadores como sea posible, con el mínimo coste económico, administrativo y ambiental.

Ya sabe usted que yo hablo siempre de movilidad. Sin entrar en otras consideraciones, podemos comparar la accesibilidad de las sedes físicas de los centros de enseñanza y de los auditorios. La idea es minimizar los desplazamientos de los alumnos y de los espectadores, para que puedan ir a pie. Desde este punto de vista, el único bien situado es Ca'n Ventosa.

Cuando haya una estación de la línea principal del Aerobus en el parque del poeta Marià Villangómez, la cosa cambia mucho. El edificio polivalente se vuelve de pronto más accesible. Podemos pensar el plan de usos del centro con un mínimo de coherencia. Mientras tanto, en el auditorio de Cas Serres habrá lo que nos dice el Sr. Echarte: mínimas asistencias.

También tengo prevista una estación de Aerobus en las inmediaciones del recinto ferial. Servirá el complejo educativo de Blancadona, la piscina del Consell y las empresas que se han instalado en esa zona. Si no hay un transporte público de calidad, como el que yo promuevo, el "Centre de les Arts" será un generador más de viajes en automóvil, con todos los costes directos e indirectos que eso implica.

Según la filosofía administrativa al uso, lo propio sería fundar un consorcio que junte en un solo rebaño a todas las instituciones con ganas de complicarse la vida para promover la música. Esto, aunque no tuviera otros inconvenientes, añade una etapa más a un proceso de toma de decisiones que ya es demasiado largo. Me pregunto si no sería más fácil olvidarse de la actual división de la isla en municipios y montar una administración única. Sería más robusta económicamente que el presente rompecabezas de tesorerías. Podría gestionar muchas cosas que se llevan desde Palma o Madrid, con nula ventaja para el contribuyente. Y nos ahorraría ese penoso espectáculo de ver a la legión romana maniobrando contra la legión romana que nos ofrecen las instituciones cada vez que alguna de ellas tiene cualquier idea.

 

 

En el caso que nos ocupa, el solar de Artes y Oficios es sólo una parte de una manzana. Por una coincidencia irrepetible, todos los edificios colindantes han sido demolidos. Al parecer, nadie se plantea comprar esas fincas. El Govern no tiene partida presupuestaria. El Consell está montando ese "Centre" tan poco céntrico. El Ayuntamiento ya tiene su propia cohorte en Ca'n Ventosa. Y la ciudad y la isla de Eivissa pierden la oportunidad histórica de tener un edificio dedicado a la música, que puede ser al mismo tiempo un monumento urbano. No hace falta ser arquitecto para ver que cuatro fachadas dan mucho más juego a la imaginación que un retal de suelo, como era la antigua escuela. En términos de accesibilidad, la ubicación es inmejorable. Ahora mismo, con las líneas de autobús existentes, es uno de los puntos mejor comunicados de la isla. Cuando tenga una estación de Aerobus a menos de doscientos metros, será aún mejor.

Si hubiera una sola administración en Eivissa, podríamos plantearnos la compra de la manzana completa. El proyecto del "Centre de les Arts" sería debidamente archivado. Y las actividades musicales de Ca'n Ventosa pasarían a la nueva sede, liberando espacio para otros usos.

Pues ya lo sabe usted. Habrá otro auditorio de bolsillo, con unas ciento ochenta plazas. Será pequeño para los conciertos de fin de curso. Y competirá por ese escaso público musical contra el resto de la oferta pública y privada. Califíquelo usted mismo. Por una vez, no tengo palabras.

juan_manuel@grijalvo.com

Administración única...

Mínimas asistencias, de Pedro A. Echarte...

Movilidad...

Música clásica en Eivissa...

"Battlecruiser" y "cataphracta"...