Juan Manuel Grijalvo - Mudanzas

 

(Ilustración de Pep Tur - pendiente)

 

(Ultima Hora, FDS, 19 de septiembre de 2003)


El modelo de movilidad al uso tiene muchos inconvenientes. En algunos momentos de la vida resultan enormes. A veces ocurren sucesos agradables, como el nacimiento de unos gemelos. Pero... ¿qué me diría usted si en una familia nacen dos pares de gemelos seguidos? En otras ocasiones son desgracias, como los accidentes que reducen las facultades físicas. Hoy podemos hablar un poco de un caso más benigno, pero bastante fastidioso, a saber, de las mudanzas.

El día que decide usted cambiar de domicilio se le caen encima de golpe todos los inconvenientes del modelo de movilidad. El vehículo que ha de transportar los enseres que se lleva de una casa a otra difícilmente podrá aparcar cerca de ninguna de las dos. Sus muebles y el resto de su ajuar doméstico irán en volandas, mientras usted medita sobre la cantidad de pivotes, escalones, bordillos y demás barreras arquitectónicas de que están provistas nuestras ciudades. Muchas veces son de discutible utilidad, o claramente nocivos. Con frecuencia son fragmentos de algo que hace tiempo estuvo allí... pero ya no sirven para nada.

Sobre el papel, una mudanza es una ocasión para repensar lo que hacemos en la vida y hacer cambios. Lo que suele ocurrir en la práctica es que reproducimos las mismas pautas de comportamiento. Nos las llevamos puestas de una parte a otra, de una casa a otra o de un país a otro. Y es que las mudanzas más importantes son las mentales. Y también son las más difíciles. Pero lo que no cuesta no vale.

Las mudanzas siempre implican un cierto desarraigo que a veces llega a desquiciamiento, porque todo cambio implica inseguridad. El misoneísmo, la fobia conta lo nuevo, puede verse como un mecanismo de defensa o como una enfermedad social. Otro día, si usted quiere, podemos glosar una máxima que resulta aplicable a muchos casos de ahora mismo. Es "En tiempo de cambios no hacer mudanza".

Dentro de poco, lo más estable que vamos a tener será la dirección de correo electrónico. La mía es

juan_manuel@grijalvo.com

Intentaré que ésa al menos no cambie nunca...

Movilidad...

Movilidad - Logística...