Juan Manuel Grijalvo - Un parking submarino

 

(Publicado en este website el 1 de enero de 2004)

 

El 8 de abril de 2003, Miguel Angel González nos decía en el "Diario de Ibiza" lo que sigue:

"¿Sufren nuestros políticos algún tipo de extraña iluminación? El nuevo proyecto de la Autoridad Portuaria - aparcamiento debajo de los muelles - forma ya parte de las visionarias iniciativas que, para regocijo de la ciudadanía, de vez en cuando nos ofrecen: devolver el agua al río de Santa Eulalia, teleférico a la Catedral, aparcamiento en Vara de Rey, recuperar ses Feixes y ¿por qué no? construir un puente entre la Torre de ses Portes y La Savina para acabar con el desmedido sableo que en el tránsito interinsular soportamos. Con tales propuestas, esto parece, cada día más, la pista de un circo en el que nuestros políticos nos deleitan con chistes, payasadas, saltos mortales y todo tipo de piruetas. Es evidente que se puede construir una caja estanca en el subsuelo de los muelles, pero resultará carísimo (4,2 millones de euros), problemático y de dudosa eficacia. Por otra parte, ¿solucionará el colapso que sufrimos el hecho de poder aparcar 321 vehículos, de los miles que nos invaden, en una zona de tráfico ya congestionado? Digo yo que, puestos a ser ingeniosos, podrían construirse las paredes de cristal y ofrecer al usuario un insólito parking-acuario. Lo cierto es que no vemos a qué vienen tan rocambolescas iniciativas cuando estábamos creando estacionamientos en las entradas de la ciudad. Por otra parte, si Ibiza se atraviesa caminando en diez minutos, no entendemos por qué tienen que circular tantos coches por una Marina que debería ser peatonal, no nos cansaremos de repetirlo, con una única vía de circunvalación. La consecuencia sería que, al no poder entrar, los coches se quedarían necesariamente en aquellos aparcamientos que, en tal caso, ya no serían disuasorios, sino absolutamente obligatorios".

Hace tiempo que tenía intención de glosar este artículo, porque pone al mismo nivel una serie de propuestas claramente risibles con otras que no lo son, o al menos no lo son tanto. Comparto en bloque todas sus apreciaciones sobre el "parking submarino". Pasaré sin comentarios lo de "devolver el agua al río de Santa Eulalia". En cuanto al "teleférico a la Catedral", está claro que el otro extremo de la línea habría de ir a un gran "parking" de superficie. Las escaleras mecánicas tienen el mismo inconveniente. Mi propuesta es hacer ascensores desde el castillo y otros puntos de nuestra acrópolis hasta una estación subterránea de la red nueva de transporte público. No resolveremos el tráfico de Dalt Vila sin cambiar el modelo de movilidad en toda Eivissa.

Hoy no diré nada del "aparcamiento en Vara de Rey" ni de "recuperar ses Feixes". En cuanto a "construir un puente entre la Torre de ses Portes y La Savina", a mí me parece una iniciativa muy razonable... siempre que no sirva para cruzar en automóvil. Lo que está machacando Formentera no es que haya cien o mil personas más o menos. Los seres humanos ocupamos muy poco sitio, incluso tumbados en la playa cuan largos somos. El problema es la proliferación de vehículos, con su secuela de ruidos, contaminación, siniestralidad, y es el consumo desaforado de suelo que hacen para circular y aparcar. Un puente de Aerobus lleva las cargas útiles en y entre Eivissa y Formentera por el camino más corto, reduce la congestión de los puertos y de las carreteras y, si lo hace Santiago Calatrava, será una de las obras monumentales del siglo XXI.

Sirvan estas líneas para instar cordialmente a Miguel Angel González, compañero, colega y amigo, a que nos haga partícipes de sus reflexiones sobre accesibilidad y movilidad. Y me interesa mucho la información que puede darnos sobre los medios de transporte usuales en Eivissa hace... no tanto tiempo: asnos, bicicletas, carros "de calaix"...

Si le ha gustado este texto, dígame por qué. Y si no, lo mismo... Necesito su aportación, sí, la de usted que me lee.

juan_manuel@grijalvo.com

Movilidad...

Movilidad - Eivissa - Ibiza...