Juan Manuel Grijalvo - Dragón

 

 

(Ultima Hora, 5 de agosto de 2001)

 

Hace unos días habíamos hablado de los comités. Mi razonamiento es que crean más problemas de los que resuelven. Las actuales estructuras administrativas funcionan a base de comités. Por lo mismo, no van a resolver los problemas del transporte.

El tráfico moderno me recuerda lo que nos dicen las leyendas medievales sobre los dragones. Cuando alguno instalaba su residencia cerca de una población, era un verdadero incordio. Consumía cantidades prodigiosas de comida y otros recursos. Y lo más práctico era llevarle alimento a domicilio, para evitar que se lo buscase por su cuenta. Con eso la bestia iba creciendo y prosperando... a costa de los vecinos, naturalmente. Y su finca también, porque su método de fortificación consistía en quemar cada vez más tierra en torno a su guarida. Rudimentario, pero eficaz. Y lo ponía todo perdido de, ejem, excrementos. Así que lo mejor era acabar con él. No resultaba fácil, porque eran muy, muy duros de pelar. Pues bien, en todas las leyendas los mata un guerrero solo. No tengo noticia de que dragón alguno haya muerto jamás a manos de un comité.

Y verá usted, esto de los automóviles funciona igual. Si alguien se mueve en su coche privado, consume recursos, ocupa territorio, contamina el ambiente, etcétera. Más que con cualquier otro medio de transporte, incluyendo por supuesto el taxi. Dar prioridad a los coches (es decir, a quienes los conducen) implica dedicar a calles y aparcamientos el sesenta por ciento del suelo urbano, para tener una circulación que no llega a ser ni aceptable.

Y el Ayuntamiento de Eivissa sigue alimentando al dragón y cediéndole fincas. El tráfico rodado no cabe en la red viaria. La primera medida fue "regular" el estacionamiento, para que siguiera siendo posible (o pensable) el acceso en automóvil al caos urbano, digo, al casco urbano. Después, hacer aparcamientos en solares que por razones que ignoro aún no tienen un edificio encima. El último, por ahora, junto al colegio Sa Real. El efecto de estas medidas ha sido... incrementar el tráfico, naturalmente. El objetivo de los viajes no es circular, sino aparcar para hacer algo. Por eso, la tentación de dejar "un momentito" el coche en doble fila es muy grande. Si hay siempre un coche parado delante de ciertos sitios, da igual que sea uno diferente cada cinco minutos; el efecto es el mismo. Por eso hay que convertir las calles que permiten entrar y salir de la ciudad en "vías de atención preferente". Y así seguiremos...

Le propongo un ejercicio de prospectiva. Coja usted dos papelitos. Anote en el primero lo que va a pasar con el tráfico en Eivissa este verano. En el otro, lo que ocurrirá el año que viene. Póngalos en un calendario, para releerlos cuando sus pronósticos se hayan cumplido inexorablemente... ¿Tendrá usted don de profecía? Pues mire, yo creo que basta con un poco de sentido común.

La solución para los problemas de tráfico es poner en marcha un transporte público que sea una alternativa real al automóvil privado. Es urgente reservar ahora mismo terrenos para las estaciones en lugares estratégicos. Y simplificar la organización administrativa. Eso facilitará la solución de los problemas del transporte y de todos los demás. En el mejor de los casos, el reparto de competencias dilata el trámite de los temas. A veces, lo paraliza. En Formentera, sin ir más lejos, hay un solo Ayuntamiento. Como la población ha crecido mucho, lo más lógico sería dividir la isla en dos o tres municipios. ¿Que le parece una tontería? Pues mire usted, eso es exactamente lo que estamos haciendo en Eivissa. Tenemos una organización administrativa heredada del feudalismo, que funciona con criterios arcaicos. No creo que un comité de transportes sin presupuesto propio resuelva nada.

Si está usted de acuerdo conmigo en que hace falta un sistema nuevo de transporte público en y entre Eivissa y Formentera, también verá que el único modo de ponerlo en marcha es fundar una sociedad anónima. Por supuesto, no es una receta mágica, pero lo demás son cuentos de hadas...

juan_manuel@grijalvo.com

Agencia...

Movilidad...

Movilidad - Animales...

Zoología fantástica...