Juan Manuel Grijalvo - Mercancías

 

Aerobus, Inc. - Cargo

en este enlace puede ver usted una animación útil

 

Dedicado a P. C.

 

(Ultima Hora, 24 de enero de 2001)

 

Transportar mercancías hasta Formentera es complicado. No las puede llevar usted en avión porque no hay dónde aterrizar. Como el puerto es pequeño y no es cosa de ampliarlo mucho, no entran barcos grandes. Por otra parte, el volumen de transporte que genera la isla no los justifica.

Supongamos que usted y yo queremos situar mercancías en Formentera. Tenemos un problema de logística, y ninguna de las empresas que ofrecen transportes nos lo resuelve. La única solución es poner una línea marítima nosotros mismos.

Para empezar, tenemos que fundar una naviera. Por ese mero hecho ya incurrimos en unos gastos de constitución que no son de poca monta. Si no tenemos capital suficiente para comprar un barco, hemos de encontrar más socios o pedir créditos. Que nos pueden salir caros, porque los tipos de interés están subiendo. Hemos de obtener permisos oficiales y hacer una serie de trámites que comportan... más gastos.

Al cabo de bastante tiempo, ya tenemos el barco. Y, tal vez, algunas deudas. Si usted no es marino profesional, y yo tampoco, contratamos un capitán y el resto de la tripulación. Ya ve usted que aún no hemos embarcado el primer cargamento y la cosa ya nos ha costado un dineral. Aparte de los gastos fijos, tenemos una serie de costes variables que aparecen en cuanto conseguimos poner el barco en marcha. Por ejemplo, el combustible.

Al parecer, en Formentera hay una cierta alarma porque los aumentos de precio del petróleo están encareciendo los fletes. Pues mire usted, el Servicio de Estudios de cierta entidad financiera ha publicado un trabajo que se titula "La reciente subida del precio del petróleo: una crisis moderada". Dice, por ejemplo, que en la de 1973 los precios se multiplicaron por seis en un año. En la de 1979, se quintuplicaron en seis años. La guerra del Golfo cortó en seco otra subida. En la de ahora mismo, los precios se han cuadruplicado en dos años. Pero el estudio citado nos recuerda que estamos hablando de precios nominales. Si los reducimos a pesetas constantes, es decir, si les restamos la inflación, resulta que en 1985 llegaron a ser el doble de los de ahora. Por eso dicen que ésta es "una crisis moderada"...

Ya ve usted que nos hemos metido en el negocio en un momento poco oportuno. Nosotros sólo queríamos mover unos bultos, pero estamos embarcados en una empresa de costes crecientes y resultados menguantes. Hablaremos con otros que estén pasando una racha parecida para reducir costes. Lo ideal es ponernos de acuerdo con todos los demás. Aunque eso pueda dar pie a interpretaciones malévolas...

Como todo esto no era más que un caso hipotético, un "Supongamos...", examinemos otras posibilidades. Hay quien dice que la solución es hacer un puente de carretera sobre Es Freus "con todas las consecuencias". Bueno, es una idea, pero estamos buscando medios para reducir el tráfico rodado en las dos islas. Que es a todas luces excesivo. En mi modesta opinión, tendría más inconvenientes que ventajas.

Yo soy partidario de implantar un sistema nuevo de transporte público entre Eivissa y Formentera. Esto implica montar una sociedad anónima y construir un enlace fijo para que circulen vehículos eléctricos. La primera línea podría ir desde el aeropuerto hasta Sant Francesc Xavier, pero podemos prolongarla por un lado hasta el puerto de Eivissa, y hasta un centro de distribución en Formentera por el otro. Los vehículos del Aerobus están pensados para llevar personas, pero nada nos impide sustituir la cabina del pasaje por un dispositivo portacontenedores y hacer viajes nocturnos de mercancías. Con eso podemos decirles a los dueños de las navieras que pongan sus barcos a trabajar en otras líneas. Con lo que iban a gastarse en renovar sus flotas en el siglo XXI, pueden comprar acciones de nuestra sociedad.

El estudio antes citado dice que hemos de aumentar la eficiencia energética y reducir la dependencia del petróleo importado, para que las subidas de precios nos afecten menos. Desde ese punto de vista, el Aerobus gana por goleada...

La unica objeción que tengo yo al enlace fijo es que atraviesa una zona de gran valor estético. Pero un puente no tiene por qué ser feo. Por eso lo ha de diseñar Santiago Calatrava, que es un gran artista y tiene cabeza y corazón. Ya ve usted que no me conformo con menos. En un paisaje como ése sólo se puede poner un puente bellísimo. Si cuesta más dinero, qué le vamos a hacer. A la larga, lo barato sale más caro. Si los criterios de impacto visual hubiesen primado siempre sobre la utilidad pública, la Corona no habría construido las murallas de Eivissa. Y ahora ya ve usted, son Patrimonio de la Humanidad.

Otro día, si usted quiere, podemos seguir hablando de la movilidad en Eivissa. Teniendo siempre en cuenta la Ley de Sevareid:

"La causa principal de los problemas son las soluciones".

juan_manuel@grijalvo.com

 

Aerobus, Inc. - Cargo

en este enlace puede ver usted una animación útil

 

Negocios...

Aerobus...

Logística...

Movilidad...

Movilidad - Economía...

Movilidad - Formentera...

Santiago Calatrava Valls...