Juan Manuel Grijalvo  -  La Ley de Nito Verdera

 

Dedicado a Nito Verdera

 

Proa,  19 de junio de 2000

 

Sigue un comentario a tres cosas que leí en el número 278 de Proa.

La primera. En la página 15 se dice que "la historia, cíclica, se repite. Hace 25 años, la sociedad Ingeniería Tránsito Moderno (Intramo) propuso instalar en la isla un sistema similar al Aerobus, sólo que en ese caso se trataba de un  monorraíl".

La segunda. En la página 28 decía Nito Verdera que "parece decidido que el Castell d'Eivissa no albergará un museo marítimo... Es decir, lo del museo marítimo en la capital insular va para largo, quizás para dentro de unos 25 años, que son los que han de pasar en nuestra isla para solucionar cualquier problema".

La Ley de Murphy dice que si algo puede ir mal, irá mal. La Ley de Nito Verdera es mucho más optimista: hacen falta 25 años para solucionar cualquier problema en Eivissa. Si en 1975 se planteó la necesidad de instalar un medio de transporte innovador, en 2000 ya deberíamos estar a punto de ponerlo en marcha.

En fin, toda ley tiene excepciones, porque no parece que la cosa sea inminente. Pero está claro que vamos por mal camino. En esta isla, si va usted "endevant sempre" acabará cayendo al mar y quizá se ahogue. En algún momento ha de frenar, cambiar de dirección, parar... o retroceder.

No sé si en 1975 hubiera sido viable un transporte público guiado. Ahora ya es imprescindible. El crecimiento de una ciudad implica dotar de servicios los ensanches a medida que se van haciendo. Lo normal es que este proceso sea paulatino, y que las autoridades competentes tengan ocasión de prolongar las líneas de transporte público para comunicar los barrios nuevos con los antiguos. Los seres vivos crecen así, con arterias, venas y nervios. De modo sostenible, como se dice ahora.

Aquí se funciona de otra manera. Las ciudades y urbanizaciones no están creciendo, están engordando. Se desparraman por ahí, como manchas de aceite sobre el mapa. Quizá como tumores cancerosos...

Optar por un modelo a base de transporte público da a las autoridades una posibilidad (ojo, sólo una posibilidad) de orientar el crecimiento a lo largo de unas arterias y evitar, al menos en parte, el caos urbanístico y el colapso del tráfico.

Yo soy uno de los promotores del Aerobus. Cuanto más lo miro, más aplicaciones y más ventajas le veo. Me basta plantear el problema, visualizar una parada de Aerobus por allí y yattá.

Y la tercera. En la página 17 leo que "La solución para la carretera de las discotecas se retrasa un año". El arreglo consistirá en "presupuestar las inversiones necesarias para crear las infraestructuras que permitan reducir la siniestralidad de esta carretera". Eso tal vez se haga el año que viene. Lo que podemos esperar para éste es que haya, poco más o menos, las mismas cifras de muertos y heridos que en el pasado. Si le interesan mis ideas sobre este asunto, le remito a  "La discutible utilidad de las estadísticas",  que el Diario de Ibiza tuvo la amabilidad de publicarme el 7 de abril último.

Pues mire usted, la solución para trasladar clientes a las discotecas de Sant Rafel es poner un apeadero del Aerobus cerca de cada una. Como es silencioso, no añade  ruido  al ambiente. Al contrario, en la medida en que sustituya otros vehículos, lo reduce. Falta saber si los vecinos llegarán a darse cuenta, porque parece que el impacto acústico del transporte está eclipsado por otras cosas...

El Aerobus es la solución para el transporte nocturno en general. Es automático: no obliga a nadie a trabajar de conductor por la noche, que es muy incómodo. No sé si alguien lo hará por gusto. En cualquier caso es peligroso, porque los seres humanos no solemos estar especialmente despiertos, y porque vemos muy mal por la noche.

En cuanto a la seguridad del Aerobus, la mayor amenaza que veo es que algún pasajero esté un poco mareado y se caiga en la rampa de acceso. Sería cosa de adecuarlas para minimizar el riesgo de resbalones. Si nuestros queridos visitantes fueran todos abstemios, la cuestión sería más fácil. Pero la vida es así y para eso no tengo receta...

juan_manuel@grijalvo.com

Aerobus...

Movilidad...

Nito Verdera...